viernes, 2 de agosto de 2013

¿Odio... de verdad?

Diablos... No puedo evitar sentirme ¿Mal? Nunca había ocurrido, con ninguna chicas ¿Pero por qué con ella es... distinto?
Me dirigí a mi hogar, sabía que allí vería a mi hermana y ella comenzaría, como siempre, con sus molestas preguntas. 
Entre, despacio y a paso lento, la mirada de mi hermana estaba sobre mi ¿Que rayos quieres?, pensé que diría algo pero solo volteo a para seguir leyendo su libro, subí las escaleras. 

.¿Por qué diablos me importa tanto? Es solo una chica más...¿Verdad?-Se dejo caer sobre la cama y al poco tiempo se quedo profundamente dormido.

Seque con rapidez mis lagrimas y me dirigí a la cocina, con todo lo que había pasado mi apetito había despertado. Prepare un emparedado y me serví un poco de jugo de manzana, tome asiento en uno de los sofás y encendí la televisión. 
 Probablemente mis ojos estuvieran rojos y  a la vez hinchados, no les di importancia en el momento y continué comiendo. Derrame un poco de jugo en mi camiseta, maldecí por lo bajo y me dirigí al baño. Me tome todo el tiempo del mundo, el agua lograba relajarme, me sentía bien... Aunque siempre la tranquilidad debe ser interrumpida por algo, en mi caso el dichoso teléfono. 

-Hola...?

-Hola, Mary! Oye, lamento no haberte despertado es que te veías muy cansada y bueno... Solo llamaba para decirte que estoy en casa de Rose, así que no te preocupes... Nos vemos, Te quiero!

-Adiós...   

Deje el teléfono sobre la mesa y me dirigí a mi cuarto, debía cambiarme ya que me encontraba con la bata... Quede delante de mi cama, lugar donde se encontraba mi ropa y pensé...

-¿Realmente odio a ... Shadow? 

Continuara. !

2 comentarios:

  1. Yey primer comentario :3 gran capitulo espero ansiosa el próximo bye

    ResponderEliminar
  2. Espero que se reconcilien pronto, que mal me dejaste con la intriga quero saber.

    Cuidate, me guto el capitulo

    ResponderEliminar